¿Cómo conseguir un cuerpo fitness siendo mujer?

Fuertafit

Fuertafit

cuerpo fitness mujer

Tener un cuerpo fitness siendo mujer, ¿está solo al alcance de algunas chicas que tienen mucho tiempo para entrenar o que han nacido con una genética privilegiada? 

 

Vamos a responder a esta pregunta pero, ojo, porque no estamos sugiriendo que te conviertas en una culturista profesional.  

 

Al contrario, nuestro objetivo es guiarte hacia un estilo de vida saludable, donde te sientas fuerte, llena de energía y feliz contigo misma. 

 

¿Te parece imposible ser una chica fitness? 

 

Pues en realidad es sencillo, pero lo primero que requiere es información. Y para eso estamos aquí: para explicarte cuáles son los puntos clave.

 

¿Qué es tener un cuerpo fitness? 

 

Antes de adentrarnos en el “cómo”, necesitamos definir el “qué”. 

 

Así que primero vamos a definir qué queremos decir con “cuerpo fitness de mujer”. 

 

No, no estamos hablando de un cuerpo esculpido hasta el último músculo, de esos que salen en las portadas de revistas. Tampoco hablamos de tener unos abdominales marcados al extremo o de cuerpos de competición. 

 

Eso puede ser un objetivo para algunas mujeres y está genial, cada una de nosotras tiene sus propias metas y también su visión particular de lo que significa estar en forma.

 

En Fuertafit+, tener un cuerpo fitness siendo mujer es mucho más que apariencia. 

 

Es un indicativo de salud, energía y bienestar, tanto físico como mental. Un cuerpo fitness de mujer es aquel que ha sido trabajado para ser fuerte, resistente, ágil y saludable. 

 

Y como todo se entiende mejor con ejemplos, vamos con un caso real de una mujer que empezó prácticamente de cero con 45 años. 

 

Carolina es madre de una niña y su gran motivación para alcanzar su transformación fue siempre disfrutar de su pequeña. Como puedes ver en el video el cambio físico es más que evidente, pero eso no es todo.

 

Carolina asegura que ahora se siente más saludable que nunca y que se encuentra mejor que cuando tenía 10 o 20 años menos, porque ha integrado en su estilo de vida unos hábitos saludables de nutrición y ejercicio.

 

¿Quieres ver la transformación física después de ser madre de Carolina? Pues dale al play en este video. 👇👇👇

5 claves para conseguir un cuerpo fit

 

Entonces, ¿qué se necesita para tonificar los músculos y alcanzar ese deseado cuerpo fitness de mujer? 

 

Aquí en Fuertafit+, hemos desarrollado una estrategia con 5 claves que te ayudará en tu camino:

 

#1. Entrenamiento de fuerza

Muchas mujeres todavía subestiman el poder del trabajo de fuerza y lo dejan de lado, por pereza o por miedo a ponerse muy grandes.

 

Así que en primer lugar, vamos a desterrar ese gran mito. 

 

Entrenar fuerza no te va a convertir en Hulk. Las diferencias fisiológicas que existen entre hombres y mujeres hacen que para ellas sea más difícil ganar músculo. 

 

¿Quiere decir eso que no merece la pena? ¡Al contrario!

 

El entrenamiento de fuerza, en el gimnasio o en tu casa, te ayuda a tener un cuerpo más firme, esbelto y fuerte. Además, el entrenamiento de fuerza ayuda a construir músculo, que a su vez quema más calorías incluso en reposo.

 

Si nunca has pisado un gimnasio o solo has probado las clases dirigidas, tal vez puedas sentirte un poco intimidada de ir por tu cuenta a la sala de pesas. Aquí tienes una rutina de gimnasio para mujer con la que puedes empezar con buen pie. 

 

#2. Ejercicio cardiovascular

El cardio es fundamental para la salud de tu sistema cardiorrespiratorio y también para quemar calorías. 

 

Y no, no es obligatorio correr si no va contigo. 

 

Hay mil opciones que te harán sudar y dispararán tus pulsaciones: baile, rutinas inspiradas, en el boxeo, HIIT… Solo se trata de buscar la tuya. 

 

Eso sí, sin obsesionarse con hacer cardio todo el día sin parar.

 

Decimos esto porque es un error muy frecuente que vemos entre las mujeres. Todavía circula el mito de que el cardio es la única manera de perder grasa abdominal si eres mujer, de atacar zonas rebeldes o de conseguir una musculatura firme y definida. 

 

Si a esto le sumas una alimentación muy restrictiva y nada de ejercicio de fuerza, hay un riesgo de perder peso de forma poco saludable. Es decir, perdiendo masa muscular por el camino.

 

Sin ir más lejos, este es el caso de nuestra fuertaca Irene. Su paso por la universidad le hizo ganar peso y descuidar sus hábitos, hasta que decidió plantarse y cuidarse más.

 

Pero… se pasó. Hacía cardio sin parar y comía muy poco, yendo de un extremo a otro.

 

Con Fuertafit+ encontró un equilibrio y aprendió a disfrutar de su alimentación y sus entrenos. 

 

Mira el caso de Irene: el antes y después de una chica gym. 👇👇👇

 

 

#3. Alimentación saludable adaptada a tus objetivos

Cada vez que comes le metes combustible a tu cuerpo y es importante que sea de calidad.

 

La alimentación debe ajustarse a los objetivos de cada mujer, ya sean pérdida de grasa, ganancia muscular o una recomposición corporal. 

 

Aun así, hay una serie de fundamentos que no cambian. Tu cuerpo necesita un aporte suficiente de proteínas para ganar músculo, junto con grasas saludables y carbohidratos de calidad. 

 

Las dietas extremas, con un déficit calórico muy grande o que restringen alimentos suelen provocar el temido “efecto rebote”. Por eso, a medio-largo plazo es más efectivo seguir una dieta variada, que te permita comer de todo en su justa medida y sin matarte de hambre. 

 

Así conseguirás crear hábitos de alimentación saludables que te durarán para toda la vida. 

 

#4. Descanso

Entrenar los 7 días de la semana o pegarse sesiones interminables de bici estática (o la máquina que prefieras) no va a hacer que progreses más rápido.

 

Permite a tu cuerpo (y a tu mente) recuperarse del esfuerzo. Es necesario para la construcción de músculo y también para darlo todo en cada entreno. 

 

#5. Motivación y mentalidad

Todos los cambios físicos son un maratón más que un sprint. Por eso es importante recordar tu motivación y disfrutar del proceso. 

 

Recuerda, estás en un viaje a largo plazo hacia un cuerpo más fuerte y saludable, no en una carrera de velocidad.

 

¿Cuánto tiempo se tarda en tener un cuerpo fitness mujer?

 

La respuesta es… depende. 

 

Según tu estado físico actual, tu salud, tus objetivos y cuánto tiempo y energía puedas dedicar a tu entrenamiento, tardarás más o menos tiempo en alcanzar tus objetivos.

 

Eso sí, hay cambios que se dejan ver bastante pronto. Por ejemplo, muchas de nuestras fuertacas nos comentan en unas pocas semanas que se ven con más energía, que su sueño ha mejorado y que han controlado sus niveles de estrés. 

 

También es normal que después de unas pocas semanas de entrenamiento empieces a verte más fuerte, ágil y con una mayor resistencia. 

 

De todas formas, mejor que lo que te podemos contar nosotros es que veas el antes y después de otras mujeres. Aquí tienes un montón de ejemplos de fuertacas que han conseguido su cambio físico.

 

Si quieres ver más ejemplos, visita nuestro muro de éxito de Fuertacos y Fuertacas

En resumen

 

Lograr un cuerpo fitness de mujer es un viaje que requiere entrenamiento, nutrición adecuada y descanso. 

 

Pero como decimos siempre en Fuertafit+, no se trata de la perfección, sino de disfrutar del proceso y cuidar de tu bienestar para conseguir una versión más fuerte y saludable.

 

Así que, ponte tus zapatillas, prepara tu botella de agua, y embárcate en esta aventura con nosotros en Fuertafit+.

 

Hoy mismo puedes dar el primer paso. 

 

Apúntate ahora a nuestra clase gratuita para conseguir el cambio físico que buscas y te desvelaremos todas las claves que necesitas. 

 

Comparte en los medios:

Deje su comentario aquí:

También te puede interesar: